{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Uno no elije a quien amar.

.
Estaría bueno poder elegir de quién enamorarse, cuando y cuanto. Y también poder dejar de hacerlo cuando uno quiera. Tener alguna clase de botón de On-Off para nuestros sentimientos. Sería perfecto no? Conocemos a muchas personas en nuestra vida, nos dejan de gustar algunas, nos empiezan a encantar otras, nos aburrimos de algunas, nos obsesionamos con otras, y así. Pero uno nunca decide en que trampa caer, simplemente se cae. Y si hay algo que no se puede manejar es el corazón, el amor, los sentimientos. Como si no hubiese conexión alguna con nuestro cerebro, es algo inevitable.
Hubiera dado cualquier cosa por sentir algo así por la persona que me hacía bien, pero es algo que uno no decide.