{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Uno no elije a quien amar.

.
Estaría bueno poder elegir de quién enamorarse, cuando y cuanto. Y también poder dejar de hacerlo cuando uno quiera. Tener alguna clase de botón de On-Off para nuestros sentimientos. Sería perfecto no? Si no me equivoco todos desearíamos algo así. Es una lástima que amar no sea así. Conocemos a muchas personas en nuestra vida, nos dejan de gustar algunas, nos empiezan a encantar otras, nos aburrimos de algunas, nos obsesionamos con otras, y así, vamos pasando por muchas opciones. Pero uno nunca decide en que trampa caer, simplemente se cae. Y si hay algo que no se puede forzar es el corazón, el amor, los sentimientos. Son algo que simplemente surge, como si tuviesen vida propia, como si no hubiese conexión alguna con nuestro cerebro; me refiero a que es algo inevitable. Cada persona es un mundo completamente diferente. puede ser que a simple vista dos personas puedan parecer idénticas (me refiero a lo interior) pero nunca lo van a ser, ya sea variando en gustos, pensamientos, ideas, etc. Además a uno le pueden gustar dos tipos de persona completamente opuestos, como muchas veces vemos en las películas o en las series, cuando la chica se enamora de ambos chicos, el bueno y el malo; que son dos polos completamente opuestos, pero sin embargo ella se ve atraída hacia los dos. Una vez me pasó eso, y fue difícil. Para colmo terminé mucho más enamorada de la persona que me hacía mal; hubiera dado cualquier cosa por sentir algo así por la persona que me hacía bien, pero es algo que uno no decide. Será que cuando alguien nos lastima, nos hace mal, o nos ignora.. nos atrae más? Es algo muy difícil de entender. Siempre pensé que el amor, sea lo que sea, es algo increíble. Osea, como es posible que un ser vivo desarrolle algo tan, no sé, es increíble. Sentimientos, me refiero a cualquiera de ellos, son algo que me sorprende mucho. Bueno, espero tener suerte esta vez, y no equivocarme.